Trek to Yomi

Por sorpresa volvemos al mundo del videojuego con otra reseña personal de nuestro colaborador especial. Hoy blande su katana en Trek to Yomi.

Bajo estas lineas leeréis su valoración tras jugarlo en Xbox Series X con Gamepass.

La colaboración de Leonard Menchiari junto a Flying Wild Hog Studios, nos pone en el lugar de Hiroki, un samurai que, como vemos, se ve obligado a seguir el camino de la espada desde su más tierna juventud.

Tenemos delante, bajo mi opinión, la experiencia definitiva en cuanto a homenajes al cine de samurai se refiere. Podemos observar desde el mismo principio del juego las abundantes referencias a las películas más clásicas, sobre todo las de Akira Kurosawa. Todo lo que vemos en Yojimbo o Los Siete Samurais, entre otras, es lo que a nuestro protagonista le toca vivir en su travesía por ese camino a los infiernos que se nos plantea en su historia. Trek to Yomi nos ofrece una aventura única con una duración de entre 3 y 8 horas que se nos han pasado volando. La longitud del juego es la idónea para poder disfrutar tanto de la trama como de la jugabilidad. Los 4 finales de este título ayudan a querer afrontar de nuevo el desafío para verlos todos. Además, 3 dependen de toma de decisiones y el último de habilidad jugando.

Las cinemáticas usadas para contarnos la historia son una verdadera delicia para todos los públicos, pero el verdadero placer es para los fans del ya mencionado cine de samurai clásico. Los planos, la cámara y los diálogos nos arrastran a una experiencia “chambaresca” inolvidable. Esto no solo nos acompaña durante las escenas no jugadas, el disfrute es perpetuo gracias a la visión estática, en 2D, que nos muestra el camino de Hiroki durante la partida. Si bien algunos enfoques hacen algo difícil la movilidad plena y libre por los escenarios, encajan perfectamente con las sensaciones que el equipo de desarrollo quiere que experimentemos al jugar.

El apartado sonoro es tan acertado y exquisito como el visual. El estudio ha hecho uso de instrumentos clásicos japoneses para componer las secuencias que escuchamos durante el juego. Las voces, en el idioma de la isla nipona, terminan de crear un dramatismo impresionante en conjunto con el resto de las herramientas audiovisuales. Los subtítulos, en varios idiomas, ayudan, por supuesto, a que esta experiencia sea más cómoda y agradable para aquellos que no hablamos el japonés.

Los escenarios que atravesamos junto a nuestro protagonista están muy cuidados y tienen todos los detalles que se esperan de un juego así. Para recorrerlos durante nuestra aventura, no solo contaremos con un único camino principal a seguir en el que lucharemos contra enemigos, además podremos recorrer rutas alternativas, más o menos ocultas, que nos ofrecerán sorpresas de varios tipos, desde mejoras de vida o resistencia hasta coleccionables y consumibles, pasando por trampas para vencer rápidamente a los malos de los tramos principales. Por supuesto, esto no quiere decir que tengamos que atravesar cada nivel varias veces, en Trek to Yomi todos los caminos conducen al infierno.

El combate es otro de los aspectos a mencionar. Hiroki cuenta con varios movimientos y combos básicos, que aprenderemos desde el principio del juego, y otros que tendremos que ir consiguiendo a medida que vayamos avanzando por los siete capítulos, ya sea derrotando enemigos u obteniéndolos mientras exploramos. Sin embargo, estos ataques solo podremos usarlos de verdad durante los combates contra los bosses que nos vayamos encontrando, pues los enemigos normales no aguantan más que uno o dos golpes.

La mecánica que me gustaría destacar es la de los “parries” que podremos realizar al defendernos de los ataques de los enemigos y que deberemos dominar cuanto antes si queremos salir victoriosos de los encuentros. Esto hace que el combate con espada sea tan espectacular y cinematográfico como esperábamos.

También contaremos con armas a distancia en nuestro arsenal que solo podremos usar a partir de ciertos puntos de la historia. La munición es una de las cosas que menos nos han gustado, pues a pesar de que es muy limitada en inventario, es lo bastante abundante durante el transcurso del juego. Tanto como para que no hayamos llegado a notar la importancia de racionarla ni la necesidad de usarla a menudo.

Trek to Yomi es un juego que ha recibido un mimo y un cuidado impresionantes. La unión de ese apartado artístico tan peliculero junto con el combate y el apartado sonoro hacen que sea una experiencia mágica que nos mete de lleno en una obra jugable que parece directamente sacada de la mente de Kurosawa. Si bien puede que no sea un juego para todos debido a su estilo tan marcado, merece que se le de una buena oportunidad, pues sorprenderá a muchos.

Reseña: Adrian

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s